Molde autoportante de placa TT para techos

Indicado para la fabricación de placas con doble nervadura pretensada para losas hormigonadas en obra.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El molde auto-portante para placa TT permite la fabricación de placas con doble nervadura pretensada que suelen utilizarse como base para losas hormigonadas en obra y como elementos de cubierta.

En el caso de base para losa homigonada in situ se deja prevista armadura de espera en su parte superior para la capa de compresión, mientras que en el caso de utilizarse para cubierta solo se incluye la armadura embebida. Este elemento prefabricado es frecuentemente usado tanto en edificaciones de tipo industrial como de tipo comercial.

El equipo encargado de producir estos elementos integra en sí mismo los cabezales, que dan soporte a las operaciones de tensado y destensado, y el propio molde, capaz de resistir los esfuerzos del tensado normalmente hasta 400 toneladas. En uno de los extremos se encontrará el cabezal pasivo, cuya función es retener los cables de tensado, mientras que en el otro extremo estará el cabezal activo, que además realiza la función de liberar de forma controlada la tensión en el sobrante de los cables, para proceder a su corte. Este diseño simplifica su instalación y su desmantelamiento, facilitando así su traslado a otro lugar de producción.

El ancho típico de la placa TT es de 2,4 metros, pero también es posible suministrar moldes para anchos superiores. En este sentido, Moldtech puede suministrar también bandas de posición variable para poder moldear placas de diferente ancho. Con respecto a la altura de las nervaduras, esta puede reducirse mediante el uso de fondos supletorios, de tal manera que es posible moldear placas con una variedad de alturas de nervadura. La longitud de las placas TT a fabricar se determina mediante separadores transversales que pueden ser posicionado en cualquier punto a lo largo del molde.

Como equipamiento adicional, Moldtech suministra esta máquina con sistema de vibración, compuesto por una serie de vibradores que pueden ser eléctricos o neumáticos. Este sistema realiza una compactación del hormigón eliminando el aire y aumentando la capacidad resistente de la pieza. Por este mismo motivo, es posible utilizar hormigones con menos proporción de agua y acelerar el proceso de curado, con el consecuente incremento en la productividad.

Otro de los sistemas con los que puede contar el equipo para aumentar su productividad es el sistema de tubos para calefacción por agua caliente o vapor, que incluye lona de aislamiento para mejorar la eficiencia energética del proceso de calefactado.

Contacta con un experto de nuestro equipo ahora

Productos Recomendados

Instalación para losa pretensada

Mesa fija para prelosa

Scroll al inicio